Archivo para 28 mayo 2009

Culers, n’hi ha a tot arreu

Josep Guardiola i els seus jugadors (extraída de El Periódico)

Josep Guardiola i els seus jugadors (extreta de El Periódico)

La victòria blaugrana va ser històrica, llegendària, admirable, inqüestionable i merescuda. La magnitud de l’alegria culer va ser fins i tot més gran.  Normal. Quants equips han aconseguit guanyar la lliga, la Champios i la Copa d’Europa? Segons el que m’han dit persones més enteses que jo, cap ni un ho havia fet a l’estat espanyol.

Sense dubte, la capital catalana va ser el cor de les celebracions. Milers d’aficionats van anar a Canaletes i Plaça Catalunya per celebrar una de les gestes més emocionants que mai explicaran als seus néts. Petards, coets i alegria van omplir tota la ciutat.

Tot i això, aquest èxit no només ha fet les delícies dels barcelonins.  Són nombrosos i igualment amants de l’equip, els aficionats que viuen a Espanya i altres països. Aquesta victòria no és només catalana. És la victòria de tots els que, per sobre de fronteres o nacionalitats, són culers i enamorats del futbol.

PD. Perdó per les més que possibles faltes d’ortografia i gràcies a la Núria pels consells lingüístics. Tanmateix, salutacions a la Pilar Blanco, noia riojana i culer fins al moll de l’os. Molts aficionats de Logronyo com ella van sortir al carrer per celebrar la victòria del, que també és, el seu equip.

 

A petición de los compañeros riojanos:

Culés, los hay hasta debajo de las piedras

La victoria azulgrana fue histórica, legendaria, admirable, incuestionable y merecida. La magnitud de la alegría culé fue incluso mayor. ¿Cuántos equipos han conseguido ganar la liga, la Champions y la Copa de Europa? Según me han explicado personas más expertas que yo, ninguno en el estado español.

Sin duda, la capital catalana fue el corazón de las celebraciones. Miles de aficionados fueron a Canaletas y Plaza Cataluña para celebrar una de las gestas más emocionantes que seguramente contarán a sus nietos. Petardos, cohetes y una euforia desmesurada llenaron la ciudad.

Sin embargo, este éxito no sólo ha hecho las delicias de los barcelonenses. Son muy numerosos e igualmente amantes del equipo, los aficionados que residen en España y otros países.  Esta victoria no es solamente catalana. Es la victoria de todos los que, por encima de fronteras o nacionalidades, son culés y enamorados del fútbol.

PD. Saludos a Pilar Blanco Hernández, riojana ilustre y culé hasta la médula. Muchos aficionados como ella salieron a las calles de Logroño para celebrar la victoria del que también es su equipo.

Nuestro ex presidente Hitler

La campaña por las europeas ya ha empezado y los políticos se esfuerzan por combatir una tasa de abstención que se calcula en torno al 60%. Las encuestas sobre intención de voto auguran un empate en número de escaños entre populares y socialistas. El objetivo por tanto es desequilibrar la balanza y derrocar al adversario.

El PSC (Partit Socialista de Catalunya) ha ido un paso más allá. Bajo el lema de “Ellos también quieren cambiar el mundo”, han utilizado la imagen de Berlusconi y Aznar, entre otros, para pronosticar una especie de apocalipsis si la derecha gana las elecciones.

La campaña propagandística es francamente espectacular, por su contenido, pero sobre todo por su forma. Desde hace unos días, Barcelona está cubierta de banderines con las cabezas de tan “ilustres” mandatarios flotando  sobre fondos de color rojo sangre. Sus rostros caricaturizados poseen un aspecto fiero, propio de los villanos de cómic, que logra intimidar al paseante.

Propaganda PSC. De izquierda a derecha caricaturas de Chirac, Aznar, Berlusconi, Bush y Kaczynski

Propaganda PSC. De izquierda a derecha caricaturas de Chirac, Aznar, Berlusconi, Bush y Kaczynski

Tanto empeño han puesto en empapelar toda la ciudad con tamaña publicidad, que no comprendo cómo nadie se ha percatado aún de sus antecedentes. Allá por 1932, el entonces candidato Adolf Hitler presentaba una campaña gráfica casi idéntica. Su cabeza flotante y su nombre eran el único reclamo que, desde los carteles,  animaba a los alemanes a dar su voto al NSDAP.  ¿Sugieren los socialistas que el ex presidente español se asemeja al dirigente nazi?

A la izquierda cartel electoral de Hitler (1932); a la derecha banderín del PSC (sin eslogan)

A la izquierda cartel electoral de Hitler (1932); a la derecha banderín del PSC (sin eslogan)

No es mi intención defender a cómplices de guerras preventivas o promotores de leyes racistas. Sin embargo, sí creo necesaria una reflexión sobre la propaganda política. Ante la cita electoral del próximo siete de junio, sobran eslóganes baratos y anuncios coloristas. Faltan razones, argumentos y debate. Sobra espectacularización, frases huecas y florituras. Faltan ideas. 

Aclaración: Es creencia ampliamente extendida entre los políticos que su electorado es poco inteligente. Se equivocan.

¿Cuánto dinero necesito para triunfar?

Programa del corazón

Programa del corazón

Una camisa, dos pares de zapatos y un cinturón. Y algo semejante a la felicidad me hincha el pecho. Después, el agotamiento tras un día de compras hace resurgir el vacío. No hay amigo, ni ser viviente alrededor con quién compartir esa parodia de alegría, ni con quien ser realmente feliz.

Enciendo el televisor. Programan una serie llamada “Filosofía para ser felices”. Hablan de un tal Epicuro que en el año 341a.C. ya había descubierto las claves de la felicidad. A saber: amistad, libertad y reflexión. Caigo en la cuenta de cómo 2.350 años después, el ser humano, y más concretamente yo, no ha aprendido nada.

A mí alrededor continúa esa carrera veloz por amasar dinero, ser famoso y rodearse de gente. Sólo mucha gente, nadie habló de amigos. Yo mismo participo en esa competición algunas veces. ¿Cuántos “amigos” tengo ya en mi cuenta de Facebook?

Es la misma lógica de consumo acelerado en todos lados. Te levantas por la mañana y corres al trabajo. Vuelves exhausto a casa. Y reaparecen todos esos personajillos ruidosos, envueltos en dinero y fama dudosamente merecida que viven instalados en tu televisor. No piensas. Sólo miras esa pantomima de excesos y superficialidad que los medios de comunicación han convertido en paradigma de “éxito personal”. Te preguntas, ¿cuánto dinero necesito para ser como ellos? A esas alturas, tantos espectáculos circenses ya te han hecho olvidar el acto de reflexión que recomendaba Epicuro.

Déjenlas llevar velo para que no lo lleven

El Islam Sin Velo
El Islam Sin Velo

“El Islam sin velo” es un libro escrito por Nazanín Amirian y Martha Zein. Esta obra desmonta algunos de los tópicos que rodean la fe musulmana. Uno de ellos es el uso del velo.

Esta prenda es un signo de militancia religiosa. Manifiesta la creencia de que el Islam debe regir todos los aspectos de la vida y en consecuencia tener trascendencia política. El velo cubre por completo a la mujer, ser sometido a la voluntad de Dios, que sólo cuenta con una minúscula rendija para permitir la visión.

Por el contrario, el pañuelo (que no velo) deja al descubierto el rostro. Su significado es bien distinto: es una muestra de sumisión ante el hombre. Varias menores de origen musulmán han protagonizado acaloradas polémicas al acudir al colegio ataviadas de esta guisa.

Abierto el debate, se han esgrimido todo tipo de argumentos a favor y en contra de que este tipo de prendas sean prohibidas en los colegios.

Los detractores afirman que un centro escolar no es lugar donde exhibir emblemas “religiosos”. Un argumento de lo más particular y falso. Particular, si se tiene en cuenta todas las generaciones de españoles que han estudiado bajo la visión ensangrentada de un hombre crucificado. Falso, porque el uso del pañuelo no es ninguna manifestación religiosa, como aclara Amirian.

La adaptación o no de los inmigrantes a las culturas de adopción es otro punto del debate. Temo sin embargo, que la imposición de hábitos culturales sea improductiva y vaya en contra de la libertad de los individuos. Un apunte: de ningún modo bestialidades, tales que la ablación o semejantes, deben ser permitidas. Reclamo por el contrario, una visión menos etnocentrista de los hechos y un ejercicio de autocrítica. Dos ejemplos: los picaos de San Vicente de la Sonsierra y la tauromaquia. Dos ejemplos de “tradición”.

Sin embargo, los hechos son los que son. Esos pañuelos son una prueba explícita de sumisión femenina. No saben hasta qué punto deploro el machismo y lo mucho que lamento afirmar lo siguiente: las niñas deben acudir a clase por más que lleven este mal llamado “velo”. Ello no debe ser motivo de exclusión. Me explicaré.

Forzar a una alumna a quitarse el pañuelo puede suponer el fin de su formación educativa si su familia insiste en imponérselo. Alejándolas de las aulas (o marginándolas dentro de ellas) se las privará de las opiniones, valores e ideas que les permitan formar un espíritu crítico. Con semejantes carencias, la igualdad de la mujer será para ellas bien una utopía, bien una estupidez. Y seguirán llevando esos pañuelos…

Sólo existen dos diferencias entre las alumnas musulmanas que estudian en España y la princesa de Marruecos Lalla Salma,  flamante licenciada en ingeniería informática: dinero y educación. En lo segundo sí podemos ayudar.

“Tengo lepra”

Erupción cutánea
Erupción cutánea

Disculpen este titular tan alarmista, pero como el resto del mundo tengo la certeza de que mi salud corre grave peligro. ¿Qué lo habrá provocado?

Todo comenzó hace algunos días.  Un ronchón sonrosado apareció en mi codo. Al eccema le acompañó un picor insoportable que me obligó a usar las uñas a fondo y rascar y rascar hasta que mi rosada mancha leprosa se convirtió en una sanguinolenta herida.

No me cabe la menor duda. Que los medios de comunicación informen minuto a minuto sobre la rebautizada “gripe A” (porcina para los viejos conocidos) no tiene nada que ver con la certidumbre sobre el terrible mal que padezco. ¡Y qué caprichosa enfermedad! ¡Si supieran cómo pica durante el boletín de informativos de la noche!

Otro suceso extraño se ha producido desde que yo contraje la lepra y se empezara a hablar de la gripe. Todo el mundo parece haberse olvidado de la crisis económica y de las próximas elecciones en México. ¿A parte de la gripe y le lepra se habrá propagado también una repentina amnesia?

Si la memoria no me falla (quién sabe) la gripe es una enfermedad que se repite todos los inviernos. Hasta donde sé, se propaga con facilidad y, salvo excepciones, sus efectos son bastantes leves. Me atrevo a afirmar que incluso se la podría definir como una enfermedad “frecuente”. ¿No era la excepcionalidad un criterio periodístico? De nuevo la amnesia…

Otro hecho insólito viene sucediéndose desde que estalló esta multi pandemia amnésico-leprosa-gripal: el restaurante mexicano de la esquina está completamente vacío. Gracias a eso hoy he podido degustar un exquisito burrito de ternera y cerdo. Al terminar la comida he salido a la calle y he ojeado un periódico. Hablaba de una tal “gripe fajita”. ¡Otra más para la multi pandemia que extinguirá la raza humana! Como no entendía bien qué la diferenciaba de las anteriores he seguido leyendo la noticia. Mencionaba varias veces la palabra “xenofobia”. ¿Será acaso un síntoma de nuestra enferma sociedad? Estos periodistas sólo se entienden ellos…

La semana que viene, si milagrosamente he escapado de esta multi pandemia amnésico-leprosa-gripal, quizá vuelva a aquel restaurante. Después llamaré a mi amiga Karito. Vive en Ciudad Juárez y hace tiempo que no hablamos. ¿Habrá enfermado ella también? Si lo ha hecho, ¿podrá contagiarme vía telefónica? ¿Y si yo le trasmito la lepra? ¡Qué desconcierto!

 

¿Dónde estabas tú el uno de mayo?

Doce de la mañana. Glorieta del Doctor Zubía, Logroño. Uno de mayo, fiesta del trabajador. CCOO (Comisiones Obreras) y UGT (Unión General de Trabajadores) han convocado la tradicional manifestación en honor al movimiento obrero. Al acto se han unido IU (Izquierda Unida), PCPE (Partido Comunista de los Pueblos de España) y los sindicatos CNT-AIT (Confederación Nacional del Trabajo-Asociación Internacional de los Trabajadores).

La marcha ha recorrido las calles de la capital riojana con tono festivo al son de charangas y consignas. La manifestación ha contado con un número respetable de asistentes dado el pequeño tamaño de la ciudad. Sin embargo, se echaba en falta una cosa: la juventud. Con excepciones, la muchedumbre formaba una hilera de cabezas blancas o calvas (las menos afortunadas).

Institutos y universidades están plagados de jóvenes que exhiben pegatinas, consignas, camisetas a favor del proletariado, el comunismo, Che Guevara o incluso Lenin. ¿Dónde estaban este uno de mayo? El merchandising político crece de forma inversamente proporcional a los índices de voto. Llevar una camiseta con la famosa serigrafía que Warhol hizo sobre el comandante ya no es una manifestación política, sino una simple moda.

La sociedad no tiene ningún interés por la política y aquello de que “si total, esta manifestación no va a servir para nada” es suficiente para calmar las conciencias de los que se quedan en casa. “Las cosas ya no son como antes, hemos progresado mucho” es el segundo argumento esgrimido. ¿Es posible que vivamos en un mundo tan perfecto que no necesite ni política, ni manifestaciones, ni siquiera nuestro voto? Echo de menos esos tiempos, pongamos el 77, plagados de movimientos estudiantiles, manifestaciones, voluntad de progreso, movilización, inconformismo…

¿Dónde estabas tú en el 77?


mayo 2009
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031