Oda al mal gusto

stage_de_monica_naranjoDVD+CD STAGE en venta desde el 24 de marzo de 2009
MÓNICA NARANJO
Grabación del concierto del 19 de septiembre de 2008 en Madrid de
Preestreno en cines de cinco ciudades
22,50€

Mónica Naranjo volvió a los escenarios tras siete años sin actuar. Stage, un espectáculo que no fue para nada insípido, dejó mucho que desear. Respecto a la música hay poco que decir, fue un elemento secundario durante la hora y media de concierto.

La diva catalana reapareció en escena colgada de dos cuerdas y ataviada con ropas negras, un crucifijo brillante en el escote y una capa rojo sangre, cual si de una vampiresa se tratase. Una estética propia de los artistas góticos, que resultaba exagerada y barroca para las melosas canciones con las que comenzó el concierto.

Resurrección fue la primera de ellas. Mónica Naranjo se columpió por todo el escenario a ritmo de la música, hasta que, quizá presa de una posesión infernal, comenzó a dar patadas al aire y hacer movimientos histriónicos.

El derroche visual siguió con Desátame. Como hecho positivo hay que reconocer la coherencia entre el contenido de la canción y el vestuario de uno de los principales bailarines (una camisa de fuerza que le mantenía “atado”). Por otro lado, el espectador no acababa de entender por qué el joven llevaba unos calzoncillos metálicos como único complemento. En estos momentos el mal gusto se adueñó de es escenario y la música se convirtió en un accesorio casi prescincible.

Seguimos con Perra Enamorada y la cantante reaparece con una extraña corona de cuernos toscos y negruzcos en la cabeza. El motivo, una incógnita. Mónica Naranjo continúa con un repertorio musical centrado en las historias de mujeres incapaces de ser felices sin la compañía de un hombre. Sin comentarios.

Sigo con el vestuario, que sin duda fue lo más llamativo del concierto, a excepción de un solo de batería que fue particularmente gratificante. Una legión de bailarinas aparecieron en el escenario con collarín ¿No hubiera sido mejor que cogiesen la baja y se recuperasen?

El espectáculo (que eso fue más que un concierto) siguió con un sinfín de escenas destinadas a llamar la atención: bailarinas en ropa interior, ademanes lésbicos entre ellas y la cantante…El colmo del mal gusto llego de la mano de la “Porno Chacha”. Este personaje con ropas de provocativa sirvienta se agachó para mostrar sin reparos sus posaderas al público madrileño. No se quedó ahí la cosa. La “Porno Chacha” tuvo que llevarse a la boca el dedo con el que acababa de tocar el retrete puesto sobre el escenario y provocar las náuseas de todos los asistentes. Mónica Naranjo bordó la escena con su grito de fingida indignación: “¡me tienes hasta la raja!”. Si supiera hasta dónde nos tiene usted a nosotros señorita Naranjo…

Llegado el final, la diva catalana quiso dedicar el concierto a Miguel, un amigo que atravesaba dificultades en ese momento. Naranjo sorprendió a los asistentes con unas palabras llenas de ternura y madurez que hubieran sido un buen final para el concierto si la catalana se hubiese sabido contener y no hubiera animado los aplausos de los espectadores al grito de “¡Venga mamones!”. 

1 Response to “Oda al mal gusto”


  1. 1 jmarmo 5 febrero 2013 a las 7:02 pm

    Tu eres tonto.
    Monica Naranjo es la mejor artista de toda españa y una de las mejores voces del mundo.
    Me parece que tienes poca idea de esto.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




junio 2009
L M X J V S D
« May   Jul »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

A %d blogueros les gusta esto: