Archivo para 24 noviembre 2009

Ciudadano Kane en la Guerra de Cuba

El magnate de la prensa que inspiró a Orson Welles jugó un papel clave en el desastre del 98

Editor audaz, manipulador sin escrúpulos y genio de los negocios. William Randolph Hearst, o Ciudadano Kane  en su versión cinematográfica, fue el magnate de la prensa norteamericano que se atribuyó a sí mismo el estallido de la Guerra de Cuba.

Fotograma de "Ciudadano Kane"

Fotograma de "Ciudadano Kane"

Aunque Estados Unidos se hubiera levantado en armas de todos modos, Hearst fue el responsable de que la opinión pública estadounidense apoyara sin reservas la que él llamó “Guerra de New York Journal”.  Noticias falsas, prejuicios antiguos, acusaciones sin pruebas y el sufrimiento cierto del pueblo cubano fueron suficientes para despertar el odio contra el colonizador español.

Hearst cometió las mayores extravagancias por estos tiempos. Cualquier cosa con tal de vender más periódicos. A través de su diario denunció por ejemplo el caso de la joven cubana Angelina Cisneros, condenada a prisión por defenderse de un oficial español. No contento con organizar una recogida de firmas para su excarcelación, el intrépido editor sobornó a los vigilantes de la joven y la liberó para después exhibirla por las calles de Nueva York.

El editor fue además un hábil creador y explotador de estereotipos que convirtieron a los españoles en seres despiadados y sanguinarios. Así, el oficial español Valeriano Weyler, apodado “el carnicero Weyler”, protagonizó en aquel entonces las más escabrosas, y quizá menos veraces, noticias del Journal.

En su particular afán por atizar el fuego, el Journal robó la carta en la que el embajador español Dupuy Lôme se refería el presidente de Estados Unidos como “débil, vacilante y corrupto”. Hearst ya tenía su titular: “El peor insulto a EEUU en toda la historia”.

Cuando el 15 de febrero de 1898 el buque americano Maine, atracado en el puerto de la Habana, explotó y causó 250 bajas entre los soldados estadounidenses, Hearst vio el cielo abierto ante sí. El día 17, el New York Journal dedicaba su portada al accidente y apuntaba a los españoles como responsables. Además ofrecía 50.000 dólares a quien pudiera aportar información al respecto. Ese día Hearst vendió un millón de periódicos.

Portada dedicada al hundimiento del buque Maine

Portada dedicada al hundimiento del buque Maine

Tras la declaración de guerra, los empleados del Journal lanzaron cohetes desde la azotea. El diario amarillo proporcionó la más amplia cobertura del conflicto sin que el World de Pulitzer pudiera hacerle sombra.

El editor, al que se le impidió tomar parte activa en la guerra, se nombró a sí mismo corresponsal y viajó a la Habana a bordo de su yate Sylvia. La suerte quiso que topase con 29 marineros españoles muertos de hambre y exhaustos, que con alegría y sin oponer resistencia se convirtieron en sus prisioneros. Hearst dijo: “Sabíamos que nadie creería que habíamos hecho 29 prisioneros, así que [cuando los entregamos] pedimos un resguardo”. Una más de las oportunistas acciones del editor, que tampoco tuvo inconveniente en abandonar en la playa a un amigo herido.

“No es tan difícil hacer dinero cuando es sólo hacer dinero lo que se pretende”.

PP critica que Logroño haya devuelto 6M de los fondos de inversión local

La concejala Mar San Martín acusa al alcalde de desaprovechar oportunidades y de falta de previsión
Concejala Mar San Martín (El Correo Digital)

Concejala Mar San Martín (El Correo Digital)

La concejala del Partido Popular en Logroño, Mar San Martín, ha criticado hoy que el Ayuntamiento de la capital riojana haya devuelto seis millones de euros de los Fondos Estatales de Inversión Local, de los 26 millones asignados a la ciudad.

San Martín ha afirmado además que “han primado las ofertas a la baja, en lugar de proyectos de mayor inversión, que hubieran generado obras más importantes y más empleo” y hubieran permitido aprovechar el total de los fondos.

La concejala ha reprochado la “falta de previsión” que, en su opinión, ha demostrado el alcalde Tomás Santos y su equipo de gobierno. Ha denunciado que “no tenían proyectos prefijados y han tirado de otros antiguos, que en algunos casos ya no se adaptan a las necesidades de la ciudad”. Ha citado el caso de Avenida La Paz, donde se van a quitar árboles en las zonas habitadas, para ensanchar aceras, y se colocarán en lugares deshabitados, en contra de los deseos de los vecinos.

Respecto a la visita del pasado día 31 del ministro de Fomento, José Blanco, San Martín ha afirmado que el socialista “tachó a los riojanos poco menos que de pueblerinos”. Blanco criticó “el localismo” de aquellos que exigían que las obras de soterramiento de las vías del tren se adjudicasen a una empresa riojana. La polémica se ha adueñado de este de este proyecto, ya que su coste asciende a 134 millones de euros.

Además, San Martín ha afirmado que el PSOE ha faltado a su palabra, ya que el convenio firmado entre el Ministerio de Fomento y el Ayuntamiento de Logroño “prima la adjudicación a empresas riojanas y además hubo muy buenas ofertas”. Incluso el Partido Riojano, socio de gobierno del alcalde Tomás Santos, ha manifestado su desacuerdo con la adjudicación y ha protestado ante las declaraciones de Blanco.

Los presupuestos son otro punto de desencuentro entre gobierno y oposición, ya que, en contra de los deseos de los populares, “han caído las partidas destinadas a la inversión”. San Martín ha expresado en particular su desacuerdo con la supresión de los fondos destinados a construir un parque digital, proyecto en el que, según concejala, estaban interesadas varias empresas, entre ellas Arsys, y que “hubiera generado empleo gracias a las obras, pero también de cara al futuro”. La concejala popular ha acusado al alcalde de “ser poco valiente” y ha afirmado que “está viendo pasar las cosas sin arriesgarse ni invertir”.


noviembre 2009
L M X J V S D
« Oct   Ene »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30