Posts Tagged 'liberación mujer'

El doble fondo de los sujetadores alemanes

Ángela Merkel

Imagen de Ángela Merkel, extraída del diario 'Público'

No me extraña que el negocio de la prensa esté en crisis. Leer los periódicos cada día da más pena. Como por ejemplo hoy. Una acude a los periódicos en busca de un pequeño refugio contra la telebasura (esa ocupa invencible ama todopoderosa de la tele) y lee esto:

 “Los jefes en Alemania podrán pedir a sus trabajadoras que usen sujetador

Y hoy es otro de esos días en que me río de la liberación de la mujer. Y también me río, de la forma más amarga posible, de las libertades individuales, porque ahora incluso pretenden imponernos el uso del sujetador.

¿Por qué? ¿Por los pezones? ¿Por el movimiento? ¿Eso quiere decir que los hombres rellenitos a los que les cuelguen un poco también tendrán que llevar sujetador? Espero que sí, porque sino sería un caso claro de discriminación sexual…  

Otro dato llamativo de la noticia es que sea Alemania el país que ha permitido semejante mamarrachada. Sí, Alemania ni más ni menos. Ese “paradigma” de estado avanzado que en los últimos tiempos se ha dedicado a presionar al Gobierno español para imponer las reformas económicas que han hecho “felices” a tantos ciudadanos. 

Sí, Alemania ni más, ni menos. Ese país que en 8 de sus 16 estados federados prohíbe a las docentes el uso del velo, como ha recordado el profesor Raimundo Viejo de la UPF. Un hecho, que según Human Rights Watch viola los derechos humanos.

De nuevo Occidente muestra su doble moral. De nuevo Occidente muestra su machismo.

PD. La corte de Colonia responsable de esta nueva sentencia de “higiene social” también ha legislado contra la barba de los hombres. Me pregunto si la mujer barbuda también tendrá que afeitarse…

Déjenlas llevar velo para que no lo lleven

El Islam Sin Velo
El Islam Sin Velo

“El Islam sin velo” es un libro escrito por Nazanín Amirian y Martha Zein. Esta obra desmonta algunos de los tópicos que rodean la fe musulmana. Uno de ellos es el uso del velo.

Esta prenda es un signo de militancia religiosa. Manifiesta la creencia de que el Islam debe regir todos los aspectos de la vida y en consecuencia tener trascendencia política. El velo cubre por completo a la mujer, ser sometido a la voluntad de Dios, que sólo cuenta con una minúscula rendija para permitir la visión.

Por el contrario, el pañuelo (que no velo) deja al descubierto el rostro. Su significado es bien distinto: es una muestra de sumisión ante el hombre. Varias menores de origen musulmán han protagonizado acaloradas polémicas al acudir al colegio ataviadas de esta guisa.

Abierto el debate, se han esgrimido todo tipo de argumentos a favor y en contra de que este tipo de prendas sean prohibidas en los colegios.

Los detractores afirman que un centro escolar no es lugar donde exhibir emblemas “religiosos”. Un argumento de lo más particular y falso. Particular, si se tiene en cuenta todas las generaciones de españoles que han estudiado bajo la visión ensangrentada de un hombre crucificado. Falso, porque el uso del pañuelo no es ninguna manifestación religiosa, como aclara Amirian.

La adaptación o no de los inmigrantes a las culturas de adopción es otro punto del debate. Temo sin embargo, que la imposición de hábitos culturales sea improductiva y vaya en contra de la libertad de los individuos. Un apunte: de ningún modo bestialidades, tales que la ablación o semejantes, deben ser permitidas. Reclamo por el contrario, una visión menos etnocentrista de los hechos y un ejercicio de autocrítica. Dos ejemplos: los picaos de San Vicente de la Sonsierra y la tauromaquia. Dos ejemplos de “tradición”.

Sin embargo, los hechos son los que son. Esos pañuelos son una prueba explícita de sumisión femenina. No saben hasta qué punto deploro el machismo y lo mucho que lamento afirmar lo siguiente: las niñas deben acudir a clase por más que lleven este mal llamado “velo”. Ello no debe ser motivo de exclusión. Me explicaré.

Forzar a una alumna a quitarse el pañuelo puede suponer el fin de su formación educativa si su familia insiste en imponérselo. Alejándolas de las aulas (o marginándolas dentro de ellas) se las privará de las opiniones, valores e ideas que les permitan formar un espíritu crítico. Con semejantes carencias, la igualdad de la mujer será para ellas bien una utopía, bien una estupidez. Y seguirán llevando esos pañuelos…

Sólo existen dos diferencias entre las alumnas musulmanas que estudian en España y la princesa de Marruecos Lalla Salma,  flamante licenciada en ingeniería informática: dinero y educación. En lo segundo sí podemos ayudar.

Me río de la liberación de la mujer

Stephanie Naumoska - REUTERS

Stephanie Naumoska - REUTERS

Stephanie Naumoska tiene 19 años, metro ochenta de altura y pesa 49 kg. Es modelo. Su índice de masa corporal es 15,1. Cualquier valor entre 20 y 25 es considerado normal y saludable, aunque el mínimo exigido en las pasarelas es 18. Esta joven es finalista del certamen Miss Universo 2009.

No me corresponde opinar sobre si es hermosa o no. Debe serlo si la han elegido como posible mujer más bella del universo, ni más, ni menos. Lo negativo del asunto es que esta modelo y otras como ella son el paradigma de belleza al que se supone deben aspirar el resto de las féminas del universo, ni más, ni menos.

Así que, si me permiten, la supuesta liberación de la mujer me causa, cuando menos, escepticismo. Hemos avanzado, pero el progreso alcanzado resulta mínimo comparado con la hercúlea tarea que aguarda. Las mujeres son con frecuencia simples jarrones cuyo única tarea es decorar una estancia. Son esclavas de dietas, complicados tratamientos de belleza y extrañas modas. Sin mencionar la situación en los países menos desarrollados…Así que, disculpen, pero me río de la liberación de la mujer.


julio 2017
L M X J V S D
« Jun    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31